Reconoce obispo que se equivoco

CIUDAD VICTORIA, TAMPS. El Obispo de la Diócesis de Victoria, Antonio González Sánchez, reconoció que haber dicho en púlpito que usar cubre bocas para protegerse del Covid-19 es no confiar en Dios, se pudo malinterpretar e incluso, aceptó que pudo haberse equivocado al expresar tal afirmación.

“No sé dónde estuvo el error mío o que se entendió mal; no sé exactamente que fue, si lo dije mal o las personas lo entendieron mal, posiblemente esa frase la dije no recuerdo bien haberlo dicho así pero acepto que posiblemente lo dije pero yo creo que lo dije mal”, explicó.

El pasado domingo, durante la misa que celebró en Catedral del Sagrado Corazón de Jesús, el líder religioso dedicó gran parte de su sermón para hablar de la aún pandemia y de que en su opinión, a la gente le falta tener verdadera fe para pedir a Dios que este problema de salud ya termine.

Pero el punto que desató una polémica nacional fue cuando dijo, a título personal, que usar cubre bocas es no confiar en Dios y que él casi siempre anda con el rostro descubierto

Aclaró que su idea no fue decir que la gente no confía en Dios, o que se deje de usar cubre bocas y dejar todo en manos de Dios, sino que para que él actúe en las diferentes circunstancias de la vida se requiere de la voluntad de las personas y que éstas también pongan de su parte usando los medios que tienen a su alcance, por lo que consideró que su afirmación se pudo haber malinterpretado

Aceptó que ese implemento sí debe ser usado sobre todo cuando hay reuniones o concentración de personas en un determinado lugar, como lo es el templo, ya que es una forma de protegerse y de proteger a los demás de posibles contagios.

“Sinceramente al menos no fue mi idea decir eso, yo sé que cada persona confiamos en Dios claro pero para esto para que actúe en diferentes circunstancias se requiere de la voluntad de las personas ahora no sé si lo que dije en homilía se malinterpretó porque entiendo que si las autoridades están recomendando el uso del cubre bocas sobre todo cuando hay reunión de varias personas creo están en lo cierto en lo que debemos hacer sobre todo cuando hay muchas personas, es una manera de prevenirnos todos”.

Finalmente, reitero que “pudo equivocarse”, y si fue así, aprovechó para rectificar y dejar en claro que, aunque el creyente o católico tenga plena confianza en Dios también debe atender las indicaciones de las autoridades gubernamentales que en este caso están recomendando o exigiendo el usar esa mascarilla.

“Porque repito la frase que se usa muchas personas ayúdate que yo te ayudaré pues si uno tiene que poner el esfuerzo propio pero también tenemos que buscar los medios al alcance y que la autoridad nos exige es un mandato de las autoridades correspondientes porque es para cuidarnos todos no solamente cuidarme yo, sino a los que están conmigo, tal vez eso fue lo que se malinterpretó mal pero de que debemos hacer caso de acuerdo a las circunstancias que estamos viviendo de la pandemia tenemos que hacer caso por nuestro bien y por el bien de las personas con las que convivimos”, concluyó.

Loading...