«Cabos sueltos del crimen de Camargo»

COMENTARIO EDITORIAL Por Dr. Jorge A. Lera Mejía

Este viernes 12 de febrero, trascendió por una llamada anónima que en el interior de una pipa de agua se encontraban al punto de asfixia 85 migrantes en San Antonio Texas.

El domingo 14, elementos de la Guardia Nacional descubrieron a 103 migrantes escondidos dentro la caja de un tráiler en el municipio General Bravo Nuevo León.

La semana ante pasada, 25 migrantes fueron baleados por sospechosos a bordo de dos camionetas del INM.

Diariamente se publican noticias informando que la emigración desde Centroamérica no para, ya sea en forma de caravanas o por grupos pequeños, muchos de ellos acompañados o conducidos por polleros.

Así, se vienen acumulando lamentables eventos relacionados frecuentemente con algún tipo de crímenes que afectan los derechos humanos de los transmigrantes centroamericanos.

El viernes 12, el presidente Andrés Manuel López Obrador, en la Mañanera advertía a los centroamericanos no caer en las garras de algún traficante de personas que les pintan color de rosa su posible paso por México para llegar a EUA.

Todo esto se agrega al artero crimen contra 19 personas, donde hasta ahora se sabe que fue cometido por 12 policías estatales de las Fuerzas Especiales ‘GOPES’ el 22 de enero en el municipio de Camargo Tamaulipas.

Con el fin de profundizar en este asunto vale puntualizar algunas hipótesis:

  1. La situación actual respecto al ‘tráfico humano de migrantes’ no se le puede ver como un hecho aislado.
  2. Los eventos recurrentes en relación a la afectación de los derechos humanos de migrantes en tránsito, sean centroamericanos, mexicanos o de otros países, se han tornado peligrosos e incluso mortales.
  3. Las diferentes autoridades federales (INM y Guardias Nacionales) y los miembros del Ejército Mexicano y La Marina, se muestran desarticulados y rebasados por el propio ‘tráfico de migrantes y trata de personas’. Este delito es del orden federal.
  4. A la anterior desarticulación, se complica con algunas complicidades de otras fuerzas policiales estatales y municipales.

Preguntas principales:

  1. ¿Dónde se encuadra la labor normativa federal del gobierno de la República, en cuánto las políticas públicas de atención integral al tránsito y protección de migrantes en su paso por México?
  2. ¿Qué responsabilidad tienen los gobiernos de los países expulsores de éstos éxodos masivos de migrantes, principalmente Guatemala, Honduras y El Salvador?
  3. ¿Cuál ha sido la intervención de organizaciones internacionales como la ONU y la OEA, y su opinión en temas como los Derechos Humanos Universales; Derechos Humanos de Niñas, Niños y Adolescentes; Derechos relativos al Programa Contra la Trata y Tráfico de Personas; Defensores Civiles de Derechos Humanos; y Derechos Relacionados con la Desaparición de Personas?.
  4. ¿Qué responsabilidad tienen las autoridades migratorias de los Estados Unidos, que desde enero del 2019 han forzado al gobierno mexicano a mantener en sus fronteras a los aspirantes a una Visa Humanitaria, por el llamado programa MPP ‘Quédate en México’ en espera de la respuesta?.

Una vez atendidas estas preguntas, se debe pasar al punto central de este grave problema de ‘violación y criminalización de los derechos humanos de migrantes por México’, que es el siguiente:

El foco, causa y no efecto de los constantes y crecientes crímenes de ‘lesa humanidad’ contra migrantes mexicanos y centroamericanos en tránsito por México, si bien se tiene probado que el lamentable suceso fue realizado por fuerzas GOPES como actores materiales, aún a 23 días del evento nada se sabe por la opinión pública sobre los verdaderos motivos y quiénes son los autores intelectuales del crímen.

PROPUESTA:

Este evento por lo anteriormente expuesto, se debe abordar desde una perspectiva integral e internacional, con distintos enfoques multidisciplinarios de los orígenes y destinos que afectan hoy por hoy, al trafico de migrantes y no caer en la simplicidad de acusar a una sola parte del problema.

Loading...